Decisión de Juzgado Primero Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Transito de Caracas, de Febrero 15, 2013

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

Se dicto sentencia.

EXTRACTO GRATUITO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

Caracas, 15 de febrero de 2013.

202º y 153º

I

ASUNTO: AP11-O-2012-000161.

Ponencia de la Juez: SARITA MARTÍNEZ CASTRILLO

LA PRESUNTA AGRAVIADA, sociedad mercantil ADMINISTRADORA PIFANO S.R.L., inscrita por ante el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y estado Miranda, hoy Distrito Capital y estado Miranda, bajo el N° 83, Tomo 47-A, en fecha 26 de mayo de 1972, quien a su vez actúa como mandataria del INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, representada por el abogado HÉCTOR LUIS MARCANO TEPEDINO, inscrito en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el N° 21.271, presento acción de AMPARO CONSTITUCIONAL por ante Unidad de Recepción y Distribución de Documentos de los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario del la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, contra el PRESUNTO AGRAVIANTE ciudadano MARTÍN VALLES ROJAS, de nacionalidad colombiana, mayor de edad y titular de la cédula de identidad N° E- 83.671.044, asistido debidamente por los abogados PEDRO JOSE VALOR REYES, MARGARITA SOTO DOS SANTOS y HENRY ALBERTO BORGES, inscritos en el Inpreabogado bajo los Nos. 63.323, 72.750 y 139.490, respectivamente, correspondiendo la distribución a este Juzgado.

SENTENCIA: DEFINITIVA

El presente procedimiento extraordinario de amparo Constitucional, se inició por acción que interpusiera el abogado HÉCTOR LUIS MARCANO TEPEDINO, apoderado judicial de la sociedad mercantil ADMINISTRADORA PIFANO S.R.L., quien a su vez actúa como mandataria del INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, parte presuntamente agraviada, plenamente identificado al inicio del presente fallo, por la presunta violación de las garantías constitucionales previstas en los artículos 87 y 115, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, referentes a los Derechos de trabajo y de propiedad, correspondiendo su conocimiento a este Juzgado mediante el respectivo sorteo de Ley de fecha 8 de noviembre de 2012.

El día 16 de noviembre de 2012, se admitió la acción de amparo Constitucional ordenándose la notificación de la parte presuntamente agraviante ciudadano MARTÍN VALLES ROJAS y de la representación del Ministerio Público.

Practicadas las notificaciones, el Tribunal mediante auto de fecha 6 de febrero de 2013, fijó oportunidad para el día 8 de febrero de 2013, a las nueve y treinta de la mañana (09:30 A.M.), a fin de llevar a cabo la celebración de la audiencia Constitucional oral y pública.

En fecha 8 de febrero de 2013, oportunidad prevista para llevarse a cabo la audiencia, se anunció dicho acto y se llevó a cabo con las formalidades legales exigidas, dejándose constancia de la comparecencia de todas las partes actuantes en el presente proceso; asimismo, este Juzgado fijó las nueve de la mañana (9:00 A.M.) del día miércoles 13 de febrero de 2013, oportunidad para consignar las copias certificadas de los documentos consignados en copias simples presentadas en la audiencia, así como también para la comparecencia de la actual Junta de Condominio del INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, para la consignación de recibos otorgados en copia simple, por concepto de alquiler del estacionamiento por parte del presunto agraviante. Finalizadas las exposiciones, en virtud a lo expuesto, se difirió la continuación de la audiencia oral, a las 9:00 A.M. del día 13 de febrero de 2013.

El día 13 de febrero de 2013, se llevó a cabo la continuación de la audiencia oral y pública en el presente amparo; y se dejó constancia de las partes presentes; asimismo, el Tribunal finalizadas las exposiciones de las partes, ordenó agregar a los autos, copia certificada del Acta de la Junta de Condominio del Instituto Médico del Este y contrato Nº 001-2009, en original suscrito entre la fundación Misión Madres del Barrio e Inversiones 04-05-06, C.A., presentados por la parte presuntamente agraviada y por la parte presuntamente agraviante, respectivamente; por último, se reservó este Juzgado el lapso de (48) horas siguientes a la presente fecha, dada la solicitud del representante del Ministerio Público, para consignar en extenso la opinión y para proceder a decidir el presente Amparo Constitucional.

En fecha 14 de febrero de 2013, el abogado GABRIEL RAMÓN LEAL CEDILLO, en su carácter Fiscal Auxiliar Décimo Quinto del Ministerio Público a nivel Nacional con Competencia en materia Contencioso Administrativo y Tributario, en colaboración de la Fiscalía Octogésimo Octavo (88°) con competencia en materia de Derechos y Garantías Constitucionales y Contencioso Administrativo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas y estado Vargas, consignó oficio N° 01- DCCA-F88°-0005-2013, expresó en extenso su opinión y emitió su parecer en la presente acción de amparo Constitucional.

II

PRETENSION DE LA PARTE PRESUNTAMENTE AGRAVIADA

El apoderado judicial de la parte presuntamente agraviada en el escrito de amparo señaló:

Que su representada es propietaria de un inmueble denominado INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, ubicado es esta ciudad de Caracas, el cual consta de seis (6) pisos, un (1) ático y un (1) sótano de estacionamiento de vehículos, según se evidencia por documento registrado en la Oficina Subalterna del Segundo Circuito de Registro del entonces Departamento Libertador del Distrito Federal, el día 29 de abril de 1959, bajo el N° 25, Tomo 15, del Protocolo Primero.

Que el citado documento, sirve como documento de condominio y expresa que serán bienes comunes limitados a los veintiséis (26) consultorios existentes en las cinco (5) plantas superiores en el ático-azotea del edificio, los siguientes: el sótano, siendo entendido por el espacio de terreno de acceso a dicho sótano; el Hall de entrada de la planta baja; la consejería; la central telefónica; el ascensor; las escaleras; los espacios de recibo; acceso de los consultorios en cada piso y los dos (2) sanitarios públicos existentes en cada piso.

Que desde el año de 1995, y aún hasta la presente fecha el ciudadano MARTÍN VALLES ROJAS, violando los más elementales derechos Constitucionales de la comunidad de co-propietarios del edificio INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, procedió a tomar las instalaciones del sótano del citado edificio, pretendiendo cobrar por concepto de servicio de estacionamiento e igualmente pretendiendo fungir como arrendador de los puestos de estacionamiento situados en el sótano del edificio, directamente y a través de una compañía mercantil denominada INVERSIONES 04-05-06-, C.A.

Que el ciudadano MARTÍN VALLES ROJAS, en su carácter de representante legal de la sociedad mercantil INVERSIONES 04-05-06-, C.A., demandó a varios de los co-propietarios del citado edificio con la intención de desalojarlos, alegando un supuesto carácter de arrendador; en el cual fue declarada la falta de cualidad por el Juzgado Segundo de Municipio de esta Circunscripción Judicial.

Que el agraviante ha violado el derecho sagrado al trabajo de los profesionales que laboran en el edificio al arrendar indebidamente el sótano del edificio, a personas completamente desconocidas para guardar carros de perros calientes, neveras contentivas de alimentos que se refrigeran, así como de diferentes mercancías y manipulan combustibles en el espacio destinado al estacionamiento de vehículos de propietarios y pacientes que acuden a las consultas con los médicos del INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE.

Que la conducta desplegada por el ciudadano MARTÍN VALLES ROJAS, es contraria a los derechos que le asisten a la comunidad de co-propietarios del INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, en virtud que les impide ejercer el merecido derecho de poder usar y gozar el referido sótano-estacionamiento con las garantías que establece la Ley, vulnerando así el agraviante el derecho a la propiedad consagrado en el artículo 115 de la actual Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Que como consecuencia directa de ilegal proceder del agraviante, la comunidad de co-propietarios del INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, ha quedado en una situación precaria en el sano derecho de trabajar, por las incomodidades generadas para acceder al lugar donde estacionan los vehículos y por el hecho que los pacientes, han manifestado no querer ir al edificio, en referencia por el hecho de la concurrencia de personas ajenas que frecuentan el sótano-estacionamiento del edificio, lo cual contraviene el contenido del artículo 87 de nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Que aún cuando la Ley pudiese contemplar formas necesarias para objetar el incorrecto proceder del agraviante, debe señalarse que la acción de amparo se antepone cuando las vías existentes no resultan idóneas para la reparación del daño causado.

Que la finalidad de esta acción de amparo sería, que se prohíba efectivamente al agraviante, las actividades tendientes a cobrar cánones de arrendamiento a las personas que estacionan sus vehículos en el INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, así como el desalojo del sótano del edificio de objetos extraños al mismo como carros de perros calientes, neveras, motocicletas y demás enseres y del ciudadano MARTÍN VALLES ROJAS.

Solicita por las razones expuestas, el inmediato restablecimiento de la situación jurídica infringida a la comunidad de co-propietarios del INSTITUTO MÉDICO DEL ESTE, declarándose con lugar la presente acción de amparo Constitucional contra las vías de hecho efectuadas por el agraviante MARTÍN VALLES ROJAS.

Igualmente, la parte presuntamente agraviada a través de su apoderado judicial en el acto de la audiencia, ratifica la presunta violación en los términos del extracto que se señala a continuación:

“…En primer lugar denunció la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS