Decisión de Juzgado Primero Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Transito de Caracas, de Noviembre 28, 2012

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

Se declaró: PARCIALMENTE CON LUGAR la acción de amparo constitucional interpuesta por el ciudadano MARIO CARNELUTTI RUSSO, venezolano, mayor de edad, de este domicilio y titular de la Cédula de Identidad N° 2.151.534, contra la JUNTA DIRECTIVA DE CONDOMINIO "RESIDENCIAS BALPECA" representada por las ciudadanas CARMEN TRINIDAD MÉNDEZ, NANCY LARRAGA y MARITZA MÉNDEZ, al haberse declarado con lugar... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

Caracas, 28 de noviembre de 2012

202º y 153º

I

ASUNTO: AP11-O-2011-0000126

PARTE PRESUNTAMENTE AGRAVIADA: ciudadano MARIO CARNELUTTI RUSSO, venezolano, mayor de edad, de este domicilio y titular de la Cédula de Identidad N° 2.151.534.

APODERADO JUDICIAL DE LA PARTE PRESUNTAMENTE AGRAVIADA: abogado WALTHER ELÍAS GARCÍA S., inscrito en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el N° 117.211.

PARTE PRESUNTAMENTE AGRAVIANTE: JUNTA DIRECTIVA DE CONDOMINIO “RESIDENCIAS BALPECA”.

ABOGADO ASISTENTE DE LA PARTE PRESUNTAMENTE AGRAVIANTE: abogado LEOPOLDO MATEO VALLENILLA BELLO, inscrito en el Inpreabogado bajo el Nº 69.229.

MOTIVO: AMPARO CONSTITUCIONAL.

TIPO DE SENTENCIA: DEFINITIVA

DESARROLLO DEL PROCEDIMIENTO

El presente procedimiento extraordinario de amparo Constitucional, se inició por acción que interpusiera el presunto agraviado, debidamente asistido de abogado plenamente identificado al inicio del presente fallo, por la presunta violación de las garantías constitucionales previstas en los artículos 75, 80, 82, 83, y 115, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, referentes a los Derechos Sociales y de las Familias, y lo dispuesto en el numeral 6 del artículo 18 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, correspondiendo su conocimiento a este Juzgado mediante el respectivo sorteo de Ley de fecha 17 de agosto de 2011, por ante la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos (URDD) de los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil Tránsito y Bancario de esta Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

El día 22 de agosto de 2011, se admitió la acción de amparo Constitucional ordenándose la notificación de la parte presuntamente agraviante en las personas de sus representantes ciudadanas CARMEN TRINIDAD MÉNDEZ, NANCY LARRAGA y MARITZA MÉNDEZ y de la representación del Ministerio Público.

Practicadas las notificaciones, el Tribunal mediante auto de fecha 16 de noviembre de 2012, fijó oportunidad para el día 21 de noviembre de 2012, a las nueve y treinta de la mañana (09:30 a.m.), a fin de llevar a cabo la celebración de la audiencia Constitucional oral y pública.

En fecha 21 de noviembre de 2012, oportunidad prevista para llevarse a cabo la audiencia, se anunció dicho acto y se llevó a cabo con las formalidades legales exigidas, dejándose constancia de la comparecencia de todas las partes actuantes en el presente proceso; asimismo, el Tribunal finalizadas las exposiciones, ordenó agregar a los autos los documentos (informe médico y recibo de cobro único y especial), constante de tres (3) folios útiles, presentados por el apoderado judicial de la parte presuntamente agraviada, y copia fotostática, del Libro de Actas de la Junta de Condominio JUNTA DIRECTIVA DE CONDOMINIO DE LAS RESIDENCIAS BALPECA, presentado por las presuntas agraviantes previa certificación de la Secretaria; por último se acordó la Inspección, a la RESIDENCIAS "BALPECA" sede donde se encuentra la representación de la JUNTA DIRECTIVA DE CONDOMINIO de las RESIDENCIAS BALPECA, y una vez finalizada se agregó a los autos a los fines legales consiguientes.

II

PRETENSION DE LA PARTE PRESUNTAMENTE AGRAVIADA

El apoderado judicial de la parte presuntamente agraviada en el escrito de amparo señaló:

Que a modo de introducción de la situación lesiva que se denuncia, su representado es un señor de la tercera edad, con sesenta y siete (67) años, alega que es propietario de un inmueble distinguido con el N° PH-1, que se encuentra en el piso 9, de “Residencias Balpeca”, ubicado en la Urbanización Los Chaguaramos, Municipio Libertador de este Distrito Capital. Que en virtud de una deuda por concepto de condominio que se encuentra a la presente fecha en litigio, la Junta de condominio del referido inmueble, el día 15 de agosto de 2011, al llevarse a cabo la reparación del único ascensor del edificio, ordenó la no entrega de la llave de seguridad para el acceso y funcionamiento del mismo, a ninguna persona morosa hasta solventar la deuda de condominio. Con lo cual, al prohibírsele directamente a su representado y a su grupo familiar, el uso y acceso al ascensor se le está conculcando y lesionando su derecho de propiedad del bien común del edificio, en franca trasgresión del derecho Constitucional que le asiste según el artículo 115 de nuestra Carta Fundamental, en concordancia, con lo establecido en el literal “b” del artículo 5, y 6 de la Ley de Propiedad Horizontal; al igual que el derecho a la Salud, consagrados en los artículos 80, 82 y 83, del mismo texto Constitucional, en virtud que su representado es una persona que goza de sesenta y siete (67) años de vida y que la misma es calificada como de la tercera edad, se vea obligado por personas inescrupulosas, a subir y bajar los nueves pisos que integran el edificio para poder acceder al bien inmueble de su propiedad, viéndose cercenado –de forma injusta por demás- a usar, gozar, disponer y acceder a un bien que le es común por las disposiciones legales que rigen la materia.

Igualmente, la parte presuntamente agraviada a través de su apoderado judicial en el acto de la audiencia, ratifica la presunta violación en los términos del extracto que se señala:

“…es importante mencionar que existe una deuda de condominio pendiente, que a la presente fecha no ha podido ser objeto, de una sentencia definitiva ni tampoco de ejecución por parte de los tribunales de la República, es el caso que mi representado, (…), la Junta hoy agraviante llevo a cabo para el mes de junio del año pasado, una jornada de cobro para el ascensor Nº 1, de residencias “BALPECA”, mi representado hizo el pago correspondiente tal y como se demuestra en la prueba que represento marcada como anexo “A”, se implantó sin la debida anuencia del resto de los copropietarios, pongo de relieve que mi representado no puede hacer uso del inmueble por el hecho de que no puede usar el acceso al ascensor. Con esta aptitud se están violando precepto de orden constitucional, previsto en los artículos 75, 80, 82 83 y 115 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, como conclusión a lo dicho no puede la Junta agraviante obrar por cuenta propia, por lo que se pretende es restablecer los derechos violados a mi representado, referente a que se le entregue las llaves necesaria para el uso del ascensor.

(…)

Ante los alegatos formulado por la presunta agraviante, los documentos emanados son instrumentos públicos, la propiedad deviene de un testamento debidamente registrado, respecto a los meses que se deban tienen mecanismo judiciales para el cobro, (…), por otro lado al traer el Acta de asamblea están reconociendo el desconocimiento de las irregularidades administrativas que se cometieron, y respecto a los mecanismo internos no es el fin lo que se cuestionan si no los mecanismo que tienen para accionar el cobro de las deuda de condominio sin que recurran a vías de hechos ni accionen mecanismo internos que lesionan el orden constitucional y legal, es todo…”. Destacado del Tribunal.

Asimismo, finalizada la exposición del presunto agraviado la Juez de este Juzgado procedió a realizar las siguientes preguntas:

“…primera pregunta: 1) ¿Diga usted al Estado si la firma que aparece plasmada en el Libro de Actas le pertenece? respuesta: R) La firma si es mía, es una de las pocas que hay en el Libro de Actas, referente a la reparación del ascensor; segunda pregunta: 2) ¿Desde que fecha funcionaba anteriormente el ascensor? respuesta: R) Desde el año 1.986 funcionaba, en el cual yo accedía normalmente. ¿El sistema de la llave hasta el día de hoy usted no la posee? respuesta: R) No la poseo; tercera pregunta: ¿Diga porque decidieron impedirle el acceso al ascensor? respuesta: R) decidieron colocar el sistema nuevo y motivado a la deuda que poseo no decidieron entregarme las llaves, desconociendo mi propiedad la cual herede por medio de una herencia, alegaron que yo no soy el propietario y asimismo evitaron el envió de todas mis deudas impidiéndome que yo pueda cancelar las mismas. cuarta pregunta: 4) ¿En que piso vive usted? respuesta: R) En el Piso 10, PH-1, numeral 9; quinta pregunta: 5) ¿Diga usted al Estado si usted vive o no en el edificio? respuesta: R) Tengo consignado en el expediente la declaración de vivienda principal…”. Negrillas del Tribunal.

III

ALEGATOS DE LA PARTE PRESUNTAMENTE AGRAVIANTE.

La parte presuntamente agraviante, en la oportunidad de la audiencia Constitucional, debidamente representada por el abogado LEOPOLDO MATEO VALLENILLA BELLO, como defensas de la presunta violación, alegaron lo siguiente:

“…Buenos días en primer lugar el señor MARIO CARNELUTTI RUSSO, dice ser un presunto agraviado, por ser propietario de un inmueble, del cual mi representada desconocen que haya de ser propietario del inmueble, (…), en ningún momento hemos violado el derecho constitucional referente a la salud y vivienda, (…), en ningún momento se le hizo saber que no tenia el beneficio de usar la llave, en una oportunidad participó en una asamblea, con la excepción que lo acreditase como propietario, y en esa asamblea se determinó el arreglo del ascensor, dándose origen a los montos para reparación el ascensor, para lo cual traigo el Libro de Actas, a través del cual se verifica que se iba a entregar las llaves del ascensor a todas aquellas personas que hayan cancelado las respectivas cuotas, no ha parecido absurdo la vía Judicial, hasta la fecha son 100 meses de deuda de condominio (…), en ningún momento se le ha violado los derechos principales luz y agua, ni el paso a su vivienda.

(…)

en primer termino vuelvo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS