Decisión de Juzgado Segundo de Primera Instancia Civil y Mercantil de Merida (Extensión Mérida), de 31 de Mayo de 2011 - Jurisprudencia - VLEX 303031934

Decisión de Juzgado Segundo de Primera Instancia Civil y Mercantil de Merida (Extensión Mérida), de 31 de Mayo de 2011

RESUMEN

PARTE DISPOSITIVA En mérito a las consideraciones que anteceden, este Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Estado Mérida, procediendo en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, DECLARA: PRIMERO: Sin lugar la cuestión previa establecida en el ordinal 11º del artículo 346 del Código de... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

EN SU NOMBRE

JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DEL TRÁNSITO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO MÉRIDA

201º y 152º

PARTE NARRATIVA

Mediante auto que riela al folio 11 y su vuelto, se admitió la demanda de cobro de bolívares por intimación interpuesta por el abogado en ejercicio EDUARDO JOSÉ MASINI SANDIA, titular de la cédula de identidad número 10.102.896 e inscrito en el Inpreabogado bajo el número 76.417, en su carácter de apoderado judicial del ciudadano JOSÉ GREGORIO GIAMBALVO SOSA, venezolano, mayor de edad, soltero, titular de la cédula de identidad número 14.267.594, domiciliado en esta ciudad de Mérida y civilmente hábil, en contra del ciudadano ALIRIO CONTRERAS CONTRERAS, venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad número 10.101.704, domiciliado en esta ciudad de Mérida y civilmente hábil.

Obra al folio 44, escrito de oposición de cuestión previa producido por el abogado en ejercicio NAUDY RAMÓN VERGARA TORREALBA, titular de la cédula de identidad número 6.909.764 e inscrito en el Inpreabogado bajo el número 75.268, en su condición de apoderado judicial de la parte demandada, ciudadano ALIRIO CONTRERAS CONTRERAS, en virtud del cual opuso la cuestión previa establecida en el ordinal 11º del artículo 346 del Código de Procedimiento Civil.

Consta al folio 46 escrito de contradicción de la cuestión previa, suscrito por el abogado en ejercicio EDUARDO JOSÉ MASINI SANDIA, en su condición de apoderado judicial de la parte actora.

Riela al folio 46 escrito de promoción de pruebas promovidas por la parte demandante, la cuales fueron admitidas tal y como se infiere al folio 60.

El Tribunal para decidir hace previamente las siguientes consideraciones:

PARTE MOTIVA

PRIMERA: DE LA CUESTIÓN PREVIA CONSAGRADA EN EL ORDINAL 11º DEL ARTÍCULO 346 DEL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL.

Mediante escrito suscrito por el abogado en ejercicio NAUDY RAMÓN VERGARA TORREALBA, en su condición de apoderado judicial de la parte demandada, ciudadano ALIRIO CONTRERAS CONTRERAS, opuso la cuestión previa establecida en el ordinal 11º del artículo 346 del Código de Procedimiento Civil, con base a los siguientes señalamientos:

a) Que se evidencia del libelo de la demanda y de sus anexos, que la exigencia del cobro de bolívares por intimación que pretende la parte actora por el procedimiento de intimación en ocasión a dos (2) instrumentos cambiarios (cheques), no cumplió con la obligación previa de protestar los mismos de acuerdo a lo establecido en el artículo 491 del Código de Comercio.

b) Que el protesto es un documento que tiene como propósito dejar constancia que los instrumentos cambiarios presentados al cobro, no han sido pagados.

c) Que en este caso, la parte actora no acompañó en su libelo ni en los respectivos cheques en cuestión, el referido protesto por falta de pago, es decir, no demostró que se trata de una suma líquida y exigible de dinero, ya que el protesto es la única prueba idónea para señalar la falta de pago del cheque, según lo establecido en el artículo 452 del Código de Comercio.

d) Que en este orden de ideas, el Máximo Tribunal de la República, en sentencia de la Sala de Casación Civil, de fecha 02 de noviembre de 2001, precisó lo siguiente: “…La frase “debe constar” aludida en el Artículo precedente, constituye una forma imperativa que convierte al protesto en la única prueba idónea para demostrar la falta de pago del cheque. Por consiguiente, el levantamiento oportuno del protesto evita la caducidad de la acción que pudiera ejercer el portador legitimado contra los endosantes del cheque, preservando igualmente el ejercicio de las acciones penales contra el librador, impidiendo, además, el inicio de los lapsos de prescripción de las acciones contra el endosante y el librador…”

e) Que siendo el protesto la única prueba idónea para demostrar la falta de pago de los referidos cheques, lo cual la parte actora no realizó y no cumplió con lo establecido en el artículo 643 ordinal 3º del Código de Procedimiento Civil, es por lo que en esta causa se debe declarar la inadmisibilidad, por cuanto si no hay protesto por falta de pago, no se puede ejercer la acción por vía intimatoria ya que la misma está condicionada a la presentación de un medio de prueba como es el instrumento autenticado del protesto.

f) En consecuencia, el demandante en su acción no cumple con la pretensión del cobro de una suma líquida y exigible de dinero, el cual es uno de los requisitos para la admisión de la demanda intimatoria, de conformidad con el artículo 640 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con el artículo 341 eiusdem.

g) Solicitó que se declare con lugar la indicada cuestión previa.

Al folio 46 obra escrito de contradicción de la cuestión previa, suscrito por el abogado en ejercicio EDUARDO JOSÉ MASINI SANDIA, en su condición de apoderado judicial de la parte actora, mediante el cual señaló los siguientes hechos:

1) Que el demandado opuso la cuestión previa contemplada en el ordinal 11º del artículo 346 del Código de Procedimiento Civil, amparándose en lo establecido en el artículo 491 del Código de Comercio, si bien es cierto que el señalado artículo establece la aplicabilidad al cheque de las normas que encuadran en la letra, no es menos cierto que en el libelo de la demanda se encuentran llenos los extremos de Ley exigidos por los artículos 340 y 640 del Código de Procedimiento Civil para la admisión de la causa, ya que no hay norma que expresamente impida que la misma sea admitida.

2) Que en cuanto al protesto, el mismo es un acto, sin formalidad de contenido, cuyo objetivo es demostrar por un lado, que el portador legítimo del título valor lo presentó oportunamente al cobro, y por otro, comprobar la veracidad de las causas que impiden su cobro, en este caso la suspensión de la chequera a solicitud del girador, es decir, del demandado.

3) Que la constancia que fuese emitida por el Gerente de la Agencia Sur del Banco Provincial en su condición de máxima autoridad en dicha oficina, y que corre inserta al folio 4 como anexo documental al libelo de la demanda, demuestra que fueron llenados los extremos objeto de un protesto, el cual no es otro que dejar constancia de las razones que dan lugar a la falta de pago, circunstancia que ya quedó demostrada y constatada por el mismo gerente del banco –según lo indicado por el demandante--.

4) Que alegó el demandado que no se realizaron las debidas diligencias para el cobro de los cheques objeto de la demanda, tal afirmación quedó desvirtuada por la constancia debidamente emitida por el Gerente del Banco Provincial (Agencia Mérida Sur de esta ciudad de Mérida) a la que antes se ha hecho referencia, por cuanto efectivamente el tenedor legítimo de los cheques los presentó al cobro no pudiendo hacerse efectivo éste debido a una acción del girador como lo es la suspensión de la chequera de la cual emitió los cheques, lo que demuestra la mala fe, premeditación e intencionalidad con que actuó el deudor ya que la referida suspensión fue realizada antes incluso de la emisión de los cheques, es decir, que la parte demandada emitió dos (2) cheques a favor del demandante a sabiendas que no iban a poder cobrarse pues él mismo ya había cancelado la chequera respectiva, lo cual demuestra que en ningún momento tuvo el deudor la intención de cumplir con las obligaciones contraídas con el demandante.

5) Que el nuevo modelo de justicia establecido en nuestra Carta Magna en su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS