Decisión nº 1537 de Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Transito y Bancario de Cojedes, de 27 de Octubre de 2008

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

En consecuencia, por los razonamientos antes expuestos, este Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del estado Cojedes, Administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley, conforme a derecho, FIJA LA CAUCIÓN O GARANTÍA sustitutiva de la medida preventiva típica de Embargo por... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL, TRÁNSITO Y BANCARIO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO COJEDES

Años: 198° y 149°.

-I-

Identificación de las partes.

Demandante: Sociedad mercantil AGROPECUARIA LAST, C.A., inscrita en el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo el 12 de abril de 1991, bajo el Nº 45, tomo 4-A.

Apoderados Judiciales: Abogados HECTOR GAMEZ, CARMEN ROSA GAMEZ, PEGGI GAMEZ DE DUBEN, LUIS HERRERA MONTENEGRO y JOSE PINTO OJEDA, debidamente inscritos bajo los Nos. 2.769, 16.264, 52.058, 122.053 y 22.225 respectivamente.

Demandados: Sociedades de Comercio MATERIALES DEL CENTRO, C.A (MACENCA), TRANSPORTE DEL CENTRO R.P. TRACENCA, C.A., e INVERSIONES EL PEAJE, C.A., todas domiciliadas en Tinaquillo estado Cojedes y debidamente inscritas en el Registro Mercantil del estado Cojedes y a los ciudadanos OMAR JOSE RODRIGUEZ PEREIRA, MANUEL REVERON BELTRAN, CELSO MANUEL REVERON ESTEBES e ISAAC MANUEL REVERON ESTEBES, venezolanos, mayores de edad, titulares de la Cédula de Identidad Nos. V-3.540.525, V-7.109.134, V-11.346.503 y V-14.079.722, casados, los dos primeros y solteros los dos últimos, respectivamente, todos domiciliados en Valencia estado Carabobo.

Motivo: Cumplimiento de Contrato

Sentencia: Interlocutoria-Caución.

Expediente Nº 5155

-II-

Antecedentes.

En fecha 15 de julio de 2008 se recibió la presente demanda la cual correspondió a este Tribunal por Distribución, dándosele entrada el 16 de julio de 2008 y admitiéndose en fecha 21 de julio de 2008 y aperturándose cuaderno de medidas.

Por auto de fecha 25 de julio de 2008, el tribunal solicitó a la demandada que aclarara y ampliara su solicitud de medida innominada.

En fecha 04 de agosto de 2008 la parte demandante presentó escrito de aclaratoria acerca de la medida cautelar con anexos. Por auto de esa misma se ordenó aperturas una pieza aparte a los fines de agregar los recaudos consignados.

En fecha 07 de agosto de 2008 se dictó sentencia interlocutoria que declaró Procedente la medida de Embargo e igualmente la medida innominada solicitada.

El día 22 de octubre de 2008 comparece ante el Tribunal el abogado DONATO PINTO MALDONADO, cédula de Identidad Nº 7.115.696 e inscrito en el I.P.S.A bajo el Nº 49.010 y consigna documento poder que lo acredita como apoderado judicial de la co-demandada sociedad mercantil MATERIALES DEL CENTRO, C.A. (MACENCA) y en la misma fecha, el precitado abogado presentó escrito y Fianza Judicial por un monto de UN MILLÓN TRESCIENTOS MIL BOLIVARES (Bs.1.300.000,00), a los fines de garantizar las resultas del juicio y solicitando además que se levante la medida preventiva de embargo decretada.

Mediante escrito presentado en fecha 23 de octubre de 2008, los apoderados judiciales de la demandante rechazan la Fianza, el cual ampliaron por diligencia de fecha 23 de octubre de 2008.

Observado lo anterior, este órgano jurisdiccional subjetivo pro tempore ex necesse para proveer sobre lo solicitado procede a hacer las siguientes consideraciones:

-III-

Sobre el Caucionamiento en las medidas Cautelares o Preventivas.

Antes de pronunciarse de manera expresa y positiva sobre lo solicitado por la parte demandante, debe quien aquí decide realizar algunas consideraciones generales acerca de las medidas cautelares, observando que el artículo 585 del Código de Procedimiento Civil, establece cuales son los extremos que deben cumplirse para que sea decretada la cautela solicitada, indicando que:

“Las medidas preventivas establecidas en este Título las decretará el Juez, sólo cuando exista riesgo manifiesto de que quede ilusoria la ejecución del fallo y siempre que se acompañe un medio de prueba que constituya presunción grave de esta circunstancia y del derecho que se reclama”.

Es así que la indicada norma hace referencia a los extremos legales para que pueda decretarse cualquier cautela de las previstas en el Código de Procedimiento Civil, a saber: 1º Que exista riesgo manifiesto de que quede ilusoria la ejecución del fallo, y 2º Que se acompañe un medio de prueba que constituya presunción grave de esta circunstancia y del derecho que se reclama, los cuales se traducen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS