Decisión de Juzgado Segundo Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Transito de Caracas, de 27 de Enero de 2012

Procedimiento:Desalojo
Ponente:Luis Rodolfo Herrera
Número de Expediente:AH12-V-2007-000104
Fecha de Resolución:27 de Enero de 2012
Emisor:Juzgado Segundo Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Transito
RESUMEN

este Tribunal administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara PERIMIDA LA INSTANCIA. De conformidad con lo previsto en el artículo 283 del citado Código, no hay condenatoria en costas en esta decisión.

 
CONTENIDO

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

Caracas, 27 de Enero de 2012

201º y 152º

ASUNTO: AH12-V-2007-000104

PARTE ACTORA: sociedad mercantil MANBER C.A, Empresa Mercantil de este domicilio e inscrita en el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Capital y Estado Miranda en fecha 10 de mayo de 1988,bajo el Nro 72 del tomo 25-A.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE ACTORA: Abogados DOMINGO A. CHACON C, HECTOR NOYA GONZALEZ y YARILLIS VIVAS DUGARTE, inscritos en el Inpreabogado bajo los Nos. 496, 19.875 y 86.949, respectivamente.

PARTE DEMANDADA: Ciudadano FREDDY MONTES CARDENAS, venezolano, mayor de edad, de este domicilio Y titular de la cédula de identidad Nro 6.228.408

MOTIVO: DESALOJO: (Perención de la Instancia)

PRIMERO: Este proceso se inició por demanda admitida en fecha 04 de junio de 2007.

En fecha 15 de junio de 2007, se libró compulsa En fecha 06 de julio de 2007, el ciudadano alguacil dejó constancia de no haber podido lograr l citación personal y consignó la compulsa librada.

En fecha 03 de diciembre de 2007, se libró cartel de citación a la parte demandada.

En fecha 20 de febrero de 2008, compareció la abogada YARILLIS VIVAS DUGARTE y consignó el cartel de citación.

En fecha 27 de octubre de 2008, la Secretaria de este Juzgado Maria Gabriela Hernández, dejó constancia de haber fijado el cartel de citación en el domicilio de la parte demandada.

La última actuación procesal verificada en esta causa consiste en la constancia de la secretaria de haber fijado el cartel de citación en el domicilio de la parte demandada

Con posterioridad, ha transcurrido mucho más de un año de absoluta inactividad procesal de la parte actora y hasta la fecha de publicación de este fallo no existe ninguna muestra de interés de la parte actora de darle impulso a esta causa.

SEGUNDO: Habida cuenta de las indicadas circunstancias, debe procederse a una breve revisión del artículo 267 del Código de Procedimiento Civil, que literalmente dispone lo siguiente:

“Artículo 267.- Toda instancia se extingue por el transcurso de un año sin haberse ejecutado ningún acto de procedimiento por las partes. La inactividad del Juez después de vista la causa, no producirá perención. (...)”.

De la simple lectura del anterior dispositivo legal se pueden apreciar los dos elementos constitutivos de la norma, a saber:

a) Un supuesto de hecho: El transcurso de un año sin haberse ejecutado ningún acto de procedimiento por las partes; y,

b) Una consecuencia jurídica: La extinción de la instancia por obra de la perención.

Ahora bien, este Tribunal observa que este asunto permaneció en suspenso por más de un año, por inactividad de las partes. Dicho tiempo de parálisis procesal ocurrió desde el día en que la secretaria dejó constancia de haber fijado el cartel de citación en el domicilio de la parte demandada, es decir, desde el día 27 de octubre de 2008.

En virtud de las indicadas circunstancias y toda vez que los hechos sucedidos en este proceso guardan perfecta relación de identidad respecto del supuesto de hecho abstractamente consagrado en la norma anteriormente transcrita, necesariamente debe producirse la consecuencia jurídica establecida en el artículo 267 del Código de Procedimiento Civil, es decir, debe concluirse que en este juicio ha operado la perención de la instancia, y así se declara expresamente. Es menester destacar que por disposición del artículo 269 del Código de Procedimiento Civil, el instituto procesal de la perención de la instancia es declarable aún de oficio. En efecto, textualmente establece la indicada norma adjetiva:

“Artículo 269.- La perención se verifica de derecho y no es renunciable por las partes. Puede declararse de oficio, por el Tribunal y la sentencia que la declare, en cualquiera de los casos del Artículo 267, es apelable libremente.”

En este estado de cosas, resulta oportuna la cita de la jurisprudencia de la antigua Corte Suprema de Justicia, contenida en decisión de fecha 22 de septiembre de 1993, en la que se estableció lo siguiente:

“...La perención de la instancia es el efecto procesal extintivo del procedimiento, causado por la inactividad de las partes durante el plazo determinado en los ordinales del artículo 267 del Código de Procedimiento Civil. La función de la perención no se agota en la cuestión adjetiva, sino que tiene fundamento en la misma necesidad social de evitar la litigiosidad por la litigiosidad, cuando no medie interés impulsivo en las partes contendientes, pues, para el Estado es más importante el mantenimiento de la paz que la protección de aquellas pretensiones huérfanas de tutor en la carrera procesal. Consecuentemente a este fin, la perención está concebida por el legislador como norma de orden público, verificable de derecho y no renunciable por convenio entre las partes, pudiéndose declarar aún de oficio por el Tribunal, todo lo cual resalta su carácter imperativo.”

(Resaltado de este Tribunal)

TERCERO: Como consecuencia de lo expuesto y con fundamento en las razones de hecho y de derecho precedentemente expuestas, este Tribunal administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara PERIMIDA LA INSTANCIA.

De conformidad con lo previsto en el artículo 283 del citado Código, no hay condenatoria en costas en esta decisión.

Regístrese, publíquese, déjese copia y notifíquese.-

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho del Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.-

EL JUEZ,

Abog. LUIS RODOLFO HERRERA GONZÁLEZ

EL SECRETARIO,

JONATHAN MORALES

En la misma fecha se registró y publicó la anterior sentencia siendo las ________________.-

EL SECRETARIO,

JONATHAN MORALES