Decisión de Juzgado Segundo Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Transito de Caracas, de Octubre 15, 2010

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

Este Juzgado Segundo de Primera Instancia de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara, HOMOLOGADO la presente transacción celebrada entre las partes involucradas en este proceso de mutuo acuerdo, por cuanto la misma versa sobre la controversia planteada en el juicio... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

Caracas, 15 de Octubre de 2010

200º y 151º

ASUNTO: AP11-V-2010-000045

Vista la transacción celebrada entre el ciudadano JOSE ALEJANDRO ANDARA SANCHEZ, venezolano, mayor de edad, y titular de la cedula de identidad Nro. V-4.083.439, abogado en ejercicio e inscrito en el Inpreabogado bajo el Nro 23.821, actuando en su carácter de apoderado judicial de los ciudadanos RAMON ELI BARRERO BETANCOURT y MERCEDES CASTRO DE BARRERO, mayores de edad, venezolanos, de este domicilio, casados y titulares de las cédulas de identidad Nros 9.403.539 y 9.971.752 respectivamente parte demandada en el presente juicio, y el ciudadano FRANCISCO J. GIL HERRERA, Venezolano, mayor de edad, de este domicilio y titular de la cédula de identidad Nro 14.460.908, abogado en ejercicio, inscrito en el Inpreabogado bajo el Nro 97.215, quien actúa en su carácter de apoderado judicial de la sociedad mercantil BANCO PROVIVIENDA C.A BANCO UNIVERSAL (BANPRO),.

Dicha transacción fue celebrada por ambas partes de mutuo acuerdo por ante este la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos de los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Transito y Bancario del Área Metropolitana de Caracas, en fecha 13 de octubre de 2010, el tribunal a los fines de pronunciarse sobre la misma, observa:

PRIMERO: Dispone el Artículo 256 del Código de Procedimiento Civil, lo siguiente:

“Las partes pueden terminar el proceso pendiente, mediante la transacción celebrada conforme a las disposiciones del Código Civil. Celebrada la transacción en el juicio, el Juez la homologará si versare sobre materias en las cuales no estén prohibidas las transacciones, sin lo cual no podrá procederse a su ejecución.”

SEGUNDO: En este sentido, el Tribunal Supremo de Justicia, mediante sentencia emanada de la Sala Constitucional, de fecha 06 de julio de 2001, con ponencia del Magistrado Dr. Jesús Eduardo Cabrera R., establece lo que a continuación se transcribe:

“Respecto del auto de homologación, viene a ser la resolución judicial que –previa verificación de la capacidad de las partes para transigir, así como la disponibilidad de la materia para ello –dota de ejecutoriedad al contrato en cuestión, esto es, la facultad de las partes de solicitar al órgano jurisdiccional competente su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS